Newsletter

Just enter your email to get all the latest offers

Hoy os cuento como la alimentación me ha cambiado la vida

Hoy os cuento como la alimentación me ha cambiado la vida

De pequeña nací con intolerancia a la leche materna; en los primeros años al hacer ese cambio y sustituir la leche por otros alimentos, parecía funcionar bien. Pero mi sistema digestivo, seguía protestando.

En mis múltiples visitas a las consultas de los médicos, todo parecía indicar que era parte de una herencia genética, ya que mi padre padecía la enfermedad de Chron.

Siempre me encontraba mal, incómoda, con hinchazón de barriga, malas digestiones, y los diagnósticos siempre eran de una supuesta gastroenteritis. Hasta que llegó el día; llegó un día en que mi cuerpo no quiso más y me dijo basta.

Si comía algo con gluten, mi cuerpo lo expulsaba al instante. Así que visité al médico una vez más y le pedí que por favor me hiciesen pruebas de tolerancia al gluten, porque era lo que mi cuerpo estaba rechazando. 

Aunque estaba casi segura de que ‘’iba a saltar la liebre’’, mi cabeza se negaba a tener que hacer una dieta y restringir ciertos alimentos.

El primer momento fue un auténtico choque, pero con el tiempo entendí que podía seguir comiendo todo lo que me gustaba (carne, pescado, fruta, verduras, etc.).

Y a partir de ahí me cambió la vida. Me encuentro más fuerte, no me siento siempre cansada, he ganado peso de masa muscular y me atrevo a decir que me siento mucho más feliz.

Conocer mi cuerpo, aceptar que mi cuerpo no quiere ciertos alimentos y descubrir que la recompensa es mucho mayor cuando no se lo doy, me han ayudado a conseguir una calidad de vida mucho mayor.

Así es como la alimentación me ha cambiado la vida.

María

No hay comentarios

Deja tu comentario