Newsletter

Just enter your email to get all the latest offers

Volumen, intensidad y frecuencia del entrenamiento.

Volumen, intensidad y frecuencia del entrenamiento.

¿Qué es? ¿Cómo sacarle el máximo partido? ¿Cómo aplicar el principio de sobrecarga progresiva?

Nosotros estamos aquí para que tú no tengas que preocuparte de estas cosas. ¿Cómo planificar, cómo dosificar la carga, qué ejercicios hacer, etc.? Olvídate de eso ,nosotros nos encargamos; pero hoy queremos compartirlo con vosotros para que sepáis de qué se trata cada cosa.

  1. Volumen de entrenamiento:

La cantidad de trabajo total realizada en una semana, es decir, cuantas series por grupo muscular o patrón de movimiento hacemos semanalmente.

  1. Intensidad:

El peso utilizado va a determinar la intensidad del entrenamiento. La intensidad puede referirse a la intensidad de la carga o a la intensidad del esfuerzo; cuánto peso estás levantando (normalmente referida a un RM concreto o porcentaje del 1RM) o lo cerca que se halla esa carga de tu esfuerzo máximo (normalmente definida como un valor de la escala de esfuerzo percibido o RPE, por las siglas en inglés de “Rating of Perceived Exertion”), respectivamente. 

  1. Frecuencia:

Cuando hablamos de frecuencia, nos referimos a cuantas veces entrenamos un grupo muscular por semana. La frecuencia organizará el volumen y la intensidad.

Y, ¿cómo hacemos para incluir el principio de sobrecarga progresiva entre todo esto? Tendremos en cuenta 4 opciones diferentes:

  1. Aumentando la intensidad: es decir, subir el peso semanalmente en un ejercicio en concreto. Por ejemplo, si la semana número uno hacemos 3 series de 10 repeticiones de sentadillas con 50 kilos, la segunda semana haremos 3 series de 10 repeticiones con 55kilos.
  2. Incrementando el volumen: aumentar las series y repeticiones, e incluso los ejercicios es la manera de que el volumen semanal aumente.
  3. De frecuencia uno a frecuencia dos: si llevamos el suficiente tiempo entrenando un grupo una vez por semana y heos conseguido las adaptaciones correspondientes, es momento de agregar un segundo día de entrenamento semanal a ese grupo muscular en concreto.
  4. ‘’Time under tension’’: aumentar el tiempo bajo tensión es una técnica que se está poniendo muy de moda en el mundo del entrenamiento de la fuerza e hipertrofia. Simplemente mueve el mismo peso mas lento o incluso incluye pausas y paradas isométricas.

Esta es la clave del éxito equipo, tener presente todos estos aspectos y progresar semanalmente. Si repetimos los entrenamientos una y otra vez no obtendremos resultados, ya que el cuerpo se adaptará y el estímulo ya no será suficiente.

Así que sigue nuestras programaciones y progresa adecuadamente. ¡Notarás los resultados!

Juan de KeepFit!

No hay comentarios

Deja tu comentario