Newsletter

Just enter your email to get all the latest offers

BLOG XV

BLOG XV

La suplementación con beta-alanina aumenta los niveles de carnosina muscular (Blancquaert et al., 2015). La carnosina es un tampón fisiológico. Cuando hacemos ejercicio, existen múltiples vías por las que se forma la energía (en forma de ATP) para facilitar ese trabajo. El proceso de síntesis de ATP también crea subproductos metabólicos. Algunos de estos subproductos son cosas como lactato, radicales libres e iones de hidrógeno, que alteran el nivel de pH dentro del músculo. La acumulación de estos subproductos metabólicos en el músculo puede causar dolor y afectar la función muscular. 

La beta-alanina aumenta las reservas de carnosina muscular y parece mejorar la capacidad amortiguadora dentro del músculo. El efecto es más pronunciado con ejercicios de mayor duración. Un metanálisis de los efectos de la suplementación con beta-alanina muestra que no hubo un impacto significativo en el rendimiento del ejercicio para ejercicios que duraron menos de un minuto, pero hubo un efecto significativo para duraciones de ejercicio más largas (Saunders et al., 2016). Sabemos que, con el entrenamiento de alta repetición, a menudo hay más dolor / ardor que con el entrenamiento de menor repetición. Tiene sentido, entonces, que la beta-alanina tenga un mayor impacto en los entrenamientos de mayor duración. Cuanto más entrenemos, más subproductos metabólicos se pueden acumular y, potencialmente, limitar el rendimiento.

Si quieres saber más sobre la beta-alanina, consulta las fuentes a continuación.

Keep Fit!

Fuentes:

https://journals.lww.com/co-clinicalnutrition/Abstract/2015/01000/Beta_alanine_supplementation,_muscle_carnosine_and.11.aspx

https://bjsm.bmj.com/content/bjsports/51/8/658.full.pdf

No hay comentarios

Deja tu comentario